De parto XV, historias de parto y cesárea

Nos estábamos olvidando de contar nuestras historias y yo confieso que estaba olvidándome de pedírselas, así que para compensar les completo la historia que dejé inconclusa en este post.

La casi llegada y luego verdadera llegada de mi segundo amor.

Como les había contado, me enteré que venía un segundo bebé cuando el mayor tenía 7 meses. Fue una extraña sorpresa pero la mayor sorpresa fue descubrir que tenía casi 3 meses de embarazo. La ecografía sacó 11+5! Eso quiere decir que me embaracé cuando Iñaki tenía entre 3 y 4 meses! eso quiere decir que se llevaran algo más de un año!

Y bueno no me había gustado mucho mi embarazo anterior pero dije, este será mejor! y pues no, igual fue horrible (bueno no completamente horrible, pero si feo feo).

bueno llegamos a los 7 meses y medio de embarazo y yo tenía al otro bebé de 1 año y 2 semanas y un viernes despierto con un leve dolor de espalda, como makurka por dormir mal. Me molestaba y juraba que era por la mala noche, ese día me tocaba control así que le pedí a mi esposo q haga todo lo posible para q nos dieran la primera ficha de la tarde (a las 2pm) porque mi ginecólogo era muy tardón y no quería esperar. Lo consiguió y esperamos hasta las 2pm.

Iñaki estaba aprendiendo a caminar, fui donde mi mamá para dejarlo y me vio muy pálida. Mi hermana estaba en correteos pues se iba a Quito el lunes por 2 años. Fui a la consulta, esperé al dr, me vio y me dijo “revisaé a esta señora que solo es una cosita y luego te veo con calma” yo estaba incomoda en la silla pero no le pude decir que no. la revisó en 15 minutos (rapidísimo para este doc) y sale con cara de me va a matar y me dice

Dr: “hay un parto ahorita, estoy de turno, espérame, será rápido”

Yo: “dr. estoy un adolorida, no sé qué tengo. Si no me va a ver me voy a mi casa”

Dr: “Hazte internar entonces”

Yo Pensé que mi Carnet del seguro estaba en el consultorio y este había cerrado la puerta y que nadie me internaría si le decía “el dr dice que les diga q me internen” sin orden ni nada. Le dije, “veré de esperarlo”.

Eran las 2:30, me fui donde mi mamá (vive a dos edificios del seguro que teníamos). Me eché porque no daba con la molestia y el malestar general. a las 5 me levanto a penas, me acompaña mi mamá y mi hermana se queda con Iñaki. Tardamos 20 minutos en llegar la media cuadra. Llego a la sala de espera y… el dr aún no había vuelto. Me siento a penas, mi mamá lloraba de preocupación.

10 minutos después aparece el dr. todas las señoras de la sala de espera le reclaman y yo me quedo callada. Me llama inmediatamente. Me dice “qué tienes?” no sé le digo…

Me echa en la camilla y me dice “tienes contracciones, cada cuanto?”. No sé, le contesto, no tengo cabeza para contar. Me hacen dooper, controlan mi presión repetidas veces (porque tuve preeclampsia en el anterior embarazo). controla mi dilatación: no hay nada. pero las contracciones son cada 5 a 3 minutos.

Me mandan a internar y yo le pregunto al dr “me puedo ir a casa a bañar antes de internarme o debe ser ahorita?”. El dr me mira con cara de qué te pasa “Ahorita mismo” me dice.

Voy a internarme, llamo a mi esposo pa q recoja al bebé de donde mi mama en la noche pero antes pase por casa y me lleve ropa. mi mamá me presta algo de ropa de cama y me internan. Para eso eran ya las 7pm. las contracciones eran cada 3 minutos y la molestia era horrible.

Me llevan a pieza, ya no recuerdo si había alguien en la cama del lado”. Ese viernes era un baby shower organizado por amigas de mi mamá, obviamente no fuimos ninguna. Mi hermana tenía pijamada de despedida y obviamente no fue. la mandé a mi casa a buscar ropa para el bebé por si nacía, pero un problema! Había lavado la ropa esa mañana y no había NADA seco! Les dije, sequen aunque sea con plancha.

A las 8  vuelve el dr y me dice que estoy entrando en trabajo de parto, que no puedo entrar en trabajo de parto y que necesitan ponerme algo para que las contracciones paren. no había dilatado mas q entre 1 y 2. Lamentablemente cuando Nació Iñaki me pusieron un remedio que era anticonvulsivo y me dio alergia, pues resulta que ese remedio también servía para detener las contracciones en una amenaza de parto prematuro.

Llega mi esposo a las 9, me ve unos minutos y luego se va a buscar a Iñaki. yo seguía con contracciones, los dr seguían buscando qué ponerme para que paren. A las 10 pm las contracciones se hacen constantes, cada minuto, más intensas y dolorosas. Los doctores entran y ven que sigo sin dilatar. Llamo a mi esposo y no entraba la llamada. Llamo a mi hermana y no entraba la llamada… logro que entre, ambos están en emergencias porque Iñaki tiene diarrea!

Me comienzo a preocupar, le escribo a mi esposo y le digo “ven, estoy segura que ahorita nace tu hijo”.  Sube a mi pieza 10 minutos y me dice “a Iñaki lo van a ver ahorita, avísame que pasa y subo de nuevo cuando lo deje donde tu mamá”.

Se va las contracciones se hacen más intensas y dolorosas, no hay más dilatación, mi cara comienza a adormecerse, llamaba a las enfermeras y me decían que respire y ya. Escribo en Twitter “si no me dicen qué puedo hacer ahorita para que las contracciones no me duelan tanto voy a comenzar a tuitear mi parto”.

Denisse, una mami del grupo, tuitera y amiga virtual me escribe por chat y me dice que respire, me va dando instrucciones para que me relaje. (para esto ya eran las 11pm) llega el dr de nuevo con cara de victoria diciendo q encontró algo y me lo pone en el suero.

Las contracciones siguen, sigo respirando, mi esposo sube, sigo respirando…. 1am las contracciones paran.

El fin de semana lo paso encerrada en el hospital. Llevan a Iñaki a visitarme y está enojadísimo, obvio me fui sin decirle nada, iba a una consulta de 15 minutos y su mami no apareció 2 días. al final me grita mama, mama, mama desde el ascensor cuando se iba y yo me pongo a llorar.

El lunes mi hermana se fue a Quito, no conoció a su sobrino. Me dan de alta el martes con orden de reposo absoluto sólo porque le rogué a la dra de turno para que lo haga. El viernes en el siguiente control me programan la cesárea para el 21 de octubre de 2014. Me mandan a inyectar para madurar pulmones y a seguir en reposo hasta ese día. No me iban a dejar tener parto natural por tener un corto tiempo intergestacional con cesárea previa, es decir que porque mi primer hijo nació por cesárea por la preeclampsia y este nacería 13 meses después tenía que ser cesárea de nuevo.

Llegó el día previo a la cesárea, me interné, Iñaki fue preparado con tiempo para que no sufriera el abandono. La cesárea fue en el primer turno, es decir en la mañana, entramos a quirófano y le digo a la anestesióloga que tuve cefalea post punción lumbar luego de mi primera cesárea y me dice “ash, era que me avise con tiempo”, y yo pensé…. WTF! lo dije a todo quien preguntó y además estaba en mi historia clínica. Se fue unos minutos y me dijo, te podré otro tipo de anestesia peridural. Ok, duele! se adormece todo pero puedo mover el pie derecho, raro.

Nace Mitya, le doy un beso y como ya sabía que iba a pasar… me duermo jajaja, me despiertan para decirme que todo terminó y me llevan a recuperación. Entra la neonatóloga y me dice que mi hijo está bien pero q le controlan la saturación y que me lo llevan en burburburburbur (no entiendo que dice) y se va. Entra el ginecólogo, me dice todo salió bien pero a tu bebé lo tendrán en observación unos días y yo Qué!!!!!!!!. Se va. 10 minutos después me lo traen y le doy pecho…..

Mi hermoso cumplirá 2 en unos días… Iñaki lo recibió muy bien (porque el hermano llegó con regalo) y ahora son dos pequeños niños que ya juegan juntos. Son mi alegría mas grande.

gracias por leerme.

 

Anita Zalles

 

 

 

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

De Parto XIV, historias de parto y cesárea

Tenemos historias buenas, historias malas, historias linda, historias memorables… El parto es una experiencia única y es un enlace de vida que tenemos las madres. Muchas tienen la suerte de tener familiares en el mundo de la medicina que las tranquilizan y ayudan a que el parto sea más llevadero.

Esta es la historia de Alessandra y la llegada de su hija.

Tuve un embarazo tranquilo, re tranquilo yo vivía en ese entonces en Buenos Aires tenia que haberme quedado ahí pero ya con el tema de que era primeriza tuve miedo y decidí volver nomás…. incluso viaje con 8 meses de embarazo por tierra a la paz y todo tranquis no paso nada….

Mi pancita era pequeña hasta me cerraba una que otra chamarra aun con la panza, ya sabia que mi bebe era mujercita y ya tenia casi todo listo! El dia 23/06/2010 en la tarde sentí un ligero dolor en la cintura, dije que podía deberse a que no tome mucha agua ese día, en la noche en casa ya fueron aumentando paulatinamente los dolores….

Pero todo llevadero, no me dejo dormir me levantaba a cada rato y empezaba a caminar, prácticamente camine toda la noche apenas amaneció mi mama (que es enfermera) vino y me hizo el tacto en casa…estaba con apenas 3 de dilatación, me recomienda que siga caminando y me recalca una y otra vez que no grite por mas que duela lo que duela porque al gritar le quitaba el aire al bebe y no dilataría rápido por ultimo me dice que cuando sean las 9 me vaya para el hospital que para ese entonces ya podrán internarme….

Y fue así apenas dieron las 9 y me fui al hospital con todas las cositas de la bebe, llegue y mi mamá me esperaba con el ginecólogo de turno porque fue en ese mismo hospital donde hice mi último control..… me volvieron a hacer el tacto… y sorpresa estaba en 8 de dilatación había subido en un abrir y cerrar de ojos y nada me internaron….

Caminé un poco más evite gritar y lo único que hacia es respirar tal y como lo había practicado en casa y el ginecólogo me recomendó, paso apenas una hora para que me pasaran a la sala de partos… una vez ahí dentro empecé a pujar….y sentí que algo se me había desgarrado.. roto…

Salio mi bebe y no lloraba, yo me asuste pues no la escuche llorar, me la llevaron a sala de neonatos y ni siquiera la pude ver en ese momento, estaba super preocupada pregunte por mi bebe me dijeron que se la llevaron para ponerle oxigeno, escuche que llamaban a la otra enfermera y le decían equipo! Trae el equipo!

Me pusieron oxigeno y me pusieron anestesia pues tengo entendido hubo un importante desgarro vaginal en el parto….mis piernas comenzaron a temblar terriblemente no podía controlarlas y aun con la anestesia no podía calmarme….

Ni yo misma puedo explicarme que es lo que paso…el medico me dijo que como había aguantado tanto el dolor y evite gritar mis nervios no podían más y me descontrole…. Lograron estabilizarme poniéndome algo en el suero y después de casi una hora me sacan a pre partos…..

Recién me la traen a mi bebe que me dijeron que no lloro por falta de aire, pero ya la habían estabilizado… ese momento fue mágico! La veía por primera vez y me enamoraba para siempre de ella….….

Solange nacio a hrs 11:05 a.m. del 24 de junio y peso 2.900 kg chiquitita hermosa y hoy seis años después es enorme! jejeje Mi historia a diferencia de algunas mamis no es traumática… es más si decidiera embarazarme de nuevo no le tendría miedo al parto como a muchas escuche decir “hay no el parto no! No quiero tener mas hijos” no es el caso mio, de repente tuve muchísima suerte al contar en todo momento con mi mami dentro y fuera de la sala de partos, el cariño que el ginecólogo le tenia a mi mama por trabajar tantos años con ella hicieron que me trataran muy bien… hasta los internos felices de que conocer a la nieta de mi mama, jeje tuve mucha suerte mamas!

Creo que es importante tener un pariente o alguien cercano que trabaje en este mundo de la medicina ayuda mucho en el momento oportuno…. Escuchando o leyendo las historias de otras mamas, me pregunto que hubiera pasado conmigo si no la tenia a mi mama y sus “influencias” ayudándome, gracias a dios todo salio bien! Y hoy por hoy disfruto ser mama de esta belleza que tengo al lado…. Gracias por leerme un saludo!

Alessandra

Posted in Uncategorized | Leave a comment

De Parto XIII, historias de parto y cesárea

Estoy impactada y creo que todos los que lean esta historia no podrán tener otra reacción. No tengo mucho que poner de introducción. Vanessa es muy fuerte y te agradecemos mucho por contarnos tu historia. Todo con el fin de que no se siga viviendo violencia obstética.

 

 

Mi fecha programada para el nacimiento de mi nena, era para el 27/09/2014, sin embargo el jueves 18 en la noche empezó a ponerse más dura de lo normal.. así que al día siguiente fui en la mañana de emergencia.. yo estaba asegurada en la caja bancaria.. y decidimos tenerla con el seguro, uds saben que cuando tienes en la caja a pesar de que te atienda un doctor durante todo el embarazo, no es limitante para que el atienda el parto, porque termina atendiéndote el ginecólogo de turno (hasta ahora, pienso y no entiendo como pude tener en la caja, sabiendo que toda mi familia me decía que lo mejor era tener particular, es más tb tenía mi doctor particular que durante todo el embarazo también me realizó la los controles mes a mes, pero bueno ese momento no pensaba sobre las consecuencias), continuando con la historia ese viernes 19 me fui temprano me atendió la ginecóloga de turno, le explique que ya tenía dolores, y me miro raro y me dijo, échese en la camilla, me hicieron tacto y al hacerme, hizo una carcajada y me dijo..

Estas en dilatación uno, así que falta mucho, vaya a caminar todo el día y vuelve.. Bueno yo un poco entre susto y alivio, me fui. Camine mucho todo san miguel entre la mañana y la tarde, e hice algunos consejos que me dieron en casa. Mis dolores habían aumentado y tenía más molestia. A las 18:00 de la tarde volví como me había dicho la doctora, con todas mis cosas y las cosas de mi bebé, entre a la consulta y me dijo mmm te veo muy bien, no tienes cara de dolor en un tono sarcástico, obvie lo que me dijo y me eché en la camilla me volvió hacer tacto y pues me dijo lo mismo: “señora sigue en dilatación 1, por lo visto no camino nada, su bebe no nacerá el día de hoy asi que vuelva cuando realmente tenga dolores”, yo la mire y le dije si volví fue porque me dijo que vuelva a las 18:00 y no estoy exagerando ni mintiendo, me está doliendo.

Y ella me dijo es su primer bebe?… no sabe lo que son los dolores!!!.. me quede estúpida y bueno salí toda frustrada, estaba ya toda mi familia esperando… era otra falsa alarma.. Nos fuimos con todas mis cosas y fuimos a comer, saliendo del restaurant, desde los pinos, baje caminando hasta la 15 de Calacoto con mi esposo, y los dolores aumentaban mucho, en cada esquina me paraba porque había una contracción, obviamente las contracciones eran más seguidas. Llegamos a mi casa y bueno la cosa empeoró, sabíamos que el trabajo de parto había empezado y que no estaba en dilatación 1.

Llegamos a emergencias nuevamente, la doctora me volvió a mirar raro, entre con mi esposo y cerró la puerta y me dijo señora no la veo con cara de dolor y mi esposo ya se enojó y le dijo usted no sabe como se siente mi esposa, y si no se sentiría mal o no sintiera dolor no estaríamos acá…

La doctora siendo todavía mujer no tenia ni un poco de empatía, no dijo nada… me hecho en la camilla me hizo tacto nuevamente y me dijo mm esta en dilatación 4 pero bueno quédese no más, (como si me estuviese haciendo un favor) me mandaron a la sala de pre parto, la enfermera quiso hacer la eco.. y puso su cara de asombro le pregunte que pasaba y me dijo nada… vamos a esperar que venga la doctora… ya eran como las 2 de la mañana, vino la doctora después de 1 hr y me dijo: dice que la ecografía no está normal?

Yo con mis ojos abiertos le dije no sé, la enfermera no me dijo nada, me dijo su bebe, esta presentando sufrimiento fetal.. está con taquicardia!! me hizo tacto dijo q estaba con 7 de dilatación y que en 3 horas había sólo dilatado tres estadios, y que eran 3 horas más mín para llegar a dilatación 10, y que mi bebe no iba a aguantar, así que tenían que hacerme cesaría de emergencia.

Llamaron a laboratorios me sacaron sangre, me alistaron casi como en 40 minutos, esperamos otros 20 min que salgan los análisis y me llevaron a quirófano, entre ese tiempo que paso obvio habia aumentado las contracciones y yo ya tenia ganas de pujar.. y la verdad es tan innato que empiezas a pujar sola del dolor.. y la doctora me dijo NO SEÑORA NO PUJE!! ESTA PROHIBIDA PUJAR PORQUE CORONOARÁ Y AHÍ SI QUE ESTAREMOS EN PROBLEMAS Y NO PODREMOS SACARLA A SU BEBE, dios mio ese rato con el tono de riña y enojada yo sólo rogaba porque mi bebe este bien.

La doctora me miro y antes de hacerme el corte me dijo vertical u horizontal, atine a decirle vertical por favor, y termino un comentario diciendo “es q hay cada mamá que pide vertical u horizontal y viceversa” era raro porque todo lo decía era en un tono de molestia, como si le estuviera perjudicando en sus horas de dormir o que tenía algún problema conmigo.. no le tire mucha bola porque estaba preocupada por mi bebe, finalmente nació y pregunte si estaba todo bien me la asomaron y le di un beso aun estaba calientita, y se la llevaron..

Ahí fue como que respire y empecé a relajarme.. pero empecé a sentir mucho frio y mire las lámparas de arriba que son como espejos.. y vi que sacaban mucha sangre q ponían toallas y toallas y hablaban entre ellos.. y sentía mucho más frio empecé a temblar.. y pregunte todo bien???? Y la doctora contesto… y me dijo SEÑORA SE ESTA DESANGRANDO SI NO PARA LA SANGRE LE VAMOS A SACAR SU UTERO.. USTED ESTA DE ACUERDO?

Yo sentía tanto frio que no podía pensar, sólo pensaba en mi bebe y daba gracias a dios.. pero no respondí nada es como que paso un flash de todo lo q estaba pasando VOLVIO A DECIR SEÑORA LE ESTOY PREGUNTANDO ESTA DE ACUERDO EN QUE LE SAQUE SU UTERO NO ESTA CONTRAYENDO Y ESTA PERDIENDO MUCHA SANGRE? le dije si sáqueme!! Mientras mi lagrima caía. Yo temblaba de frio y un doctor me agarro y me dijo tranquila todo saldrá bien y le pidió a una enfermera una cama para taparme. En eso escuche que decían necesitamos sangre.. ya le pusiste la inyección y respondía el otro si pero nada… esta bajando el pulso.. traigan los plasmas!! Que tipo de sangre es?? Y una respondía su carnet dice un tipo pero los análisis decían otro.. me preguntaron y ese momento yo no sabia nada… les dije nose!! Dijeron es el que dice los laboratorios de ahora no del carnet trajeron la sangre me la pusieron.. y escuche de un rato al otro está parando!! Para mi fue ETERNO, Subi mi cabeza y pregunte si todo esta bien nuevamente.. y la doctora me dijo TUVO SUERTE LA SANGRE PARO!!

Subi a mi cuarto a las 11 de la mañana. Estuve en quirófano como 6 horas, Cami nacio a las 5:30 y las otras horas estuvieron conmigo batallando. Sali totalmente traumada.. el maltrato de esa doctora, la forma deshumanizada con la que me tendió, hablo.. y el pensar que no podría haber tenido más hijos, porque me tenían que sacar mi útero, fue algo que cuando vuelvo a contar mis historia se me paran los pelos, ni por ser mujer se puso en mi lugar, totalmente fría, nada empática, sin tino. CERO PROFESIONALISMO!!! Fue tanto el trauma que una semana después tenia pesadillas en el quirófano!!! Y a pesar de que ella fue la que detuvo la hemorragia y al final no me sacaron mi utero…

Si vivi una violencia obstétrica y ahora estoy dispuesta a contarla y poder decir del nombre esta doctora LECOÑA y estamos en nuestro derecho exigir una parto respetado. Para algunos puede resultar exagerado, al fin y al cabo, si se acaba dando a luz a una niña sana, ¿de qué te quejas?, se preguntan. Sin embargo, muchas mujeres que hemos pasado por estas situaciones quedamos marcadas con heridas profundas, a veces emocionales, a veces también físicas, que no se olvidan solo porque “lo importante es que el bebe esté bien”.

Por eso, y porque esta violencia obstétrica es innecesaria y está contraindicada científicamente, es necesaria esta concientización. Y si hay alguna campaña de hecho soy la primera en unirme!!! GRACIAS POR LEER MI HISTORIA

Vanessa

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Ñü tetitas, historias de lactancia

Estamos en la semana de la leche materna, como Ñü mamis hemos hablado mucho del tema y unas mamis capísimas nos han contado sus experiencias. Espero que sean un incentivo para todas las mamás. La Lactancia es algo que si se quiere se puede, existen personas que apoyan la lactancia, en Bolivia tenemos la Liga de la Leche Materna cuyas líderes están prestas a ayudar es cuestión de contactarlas.

La historia de Denisse y Ush

Hola a todas!! he aquí mi historia de Lactancia exclusiva, como muchas saben tengo 3 hijas, y la lactancia fue totalmente tranquila con las 2 mayores y no conocía ningún problema hasta que nació mi hijita menor que con 2 meses, me retó a aprender de este maravilloso mundo complejo de la Lactancia Exclusiva. Fué la primera vez que tuve una crisis de lactancia.

Todo comenzó en el control de primer mes de Ush ….me dijeron las palabras que nunca pensé escuchar “bajo peso” (nació con 3 kilos y solo tenía 3,700 al mes) casi me muero…si le daba lactancia a demanda!!!! y la Pediatra me dijo tan tranquila “Seguro no tiene mucha leche, complementemos con fórmula: 2 oz cada 3 horas y listo”.

Mi instinto se comenzó a rebelar….”porqué formula??? como que tengo poca leche??? Pero si me estoy esforzando tanto!!!!! le doy cuando me pide sea la hora que sea…solo tomo jugos para que la leche sea espesa y buena, solo sopas, muchas vitaminas…. y bajo peso???!!! p*nche pediatra!!! pues no…algo se me tiene que ocurrir!!!!”. Y era cierto….por mi leche, por cuidar mi leche me abstuve de comer tantas cosas y por mantener la calidad comía bien y no me importaba mucho bajar de peso, que de hecho no bajé casi nada…y que me digan BAJO PESO….lloré.

NUNCA me había pasado: Clavel nació con 2,300 pero al mes estaba con 3,500!! Isabel nació con 4 kilos y al mes estaba con 5.250 … o sea no conocía lo de bajo peso….hasta ahora…casi muero… y como en todo lo que hago en mi vida…me puse a investigar, leer mucho mucho…Entré a muchísimas páginas acerca de lactancia…pediátricas, foros de mamás, terapéuticas…en fin todo lo que se pueda abarcar…desde anatomía y fisiología de la lactancia…TODO lo que pude en español e inglés y pude sacar muchísimas cosas en concreto. Para hacerles mas corta la historia…lo logré. Mi niña logró estar con peso normal y mi lactancia duró una maravilla. Todo se puede en esta vida ^_^

Herramientas que utilicé que jamás pensé utilizar:
* Extractor de leche, manual y marca Pidgeot, además me funcionaba hacerlo mientras mi bebé se dormía, ponía música relajante y con sus fotos y su mantita (su olor) cerca mío.
* Aplicaciones de celular: como Diario de mi bebé, que utilicé para medir las cantidades reales que ella tomaba, tanto en el biberón (tomaba mi leche de dormida solo con biberón) como cuanto tiempo lactaba y de que lado, también me hacía gráficas y podía determinar horas en las que mi hija tomaba mas el pecho y cual era su preferido y mejorar ese aspecto.

Ahora, esto es lo que aprendí:
* La lactancia es algo tan natural y normal como el ser humano, debe ser dada desde la primera hora del nacimiento y debe ser cortada solo cuando ambos (el bebé y la mamá) estén listos.
* Es importante informarse muy bien y prepararse para la lactancia, pues si bien es natural e instintiva, hay aspectos que pueden llevar al fracaso, como el enganche correcto, la manera correcta de agarre, los pezones, desmitificar muchas creencias…
* Existe La liga de la Leche!!! cuya guía es válida en casi todos los países pues hay consejos contextualizados a tu entorno, reuniones y mucha mucha info actualizada.
* Es posible la LME aún estando trabajando.
* La producción de leche se regulariza a los 3 meses. Luego ya los pechos no se llenan cada vez. Solo cuando es necesario.
* Querer es definitivamente poder.

Estas son mis conclusiones:

* La base de la lactancia es: Mientras mas succión mas producción.
Influye el tiempo del sueño del bebé, lo que hice fue controlar cuanto tiempo dormía y cuantas veces pedía leche, en mi caso ese pequeño detalle hizo todo el problema, mi hija adora dormir, podía dormir 4, 5, hasta 6 horas sin pedir leche. No despertaba con nada.
* La extracción de leche es una solución a muchos problemas… Mientras mi hija dormía no había estimulación, por ende, mi producción bajaba. Empecé comprándome un buen extractor (marca Pigeon) y cuando ella dormía me sacaba la leche y la guardaba para que, cuando ella duerma se la de en el biberón. O sea, controlaba 2 horas y ya tenía listo el biberón con la cantidad que lograba sacarme y le ofrecía y de dormida lactaba y seguía durmiendo…y así todo el día, una toma a media noche y un par mas en la madrugada.
* Cuando se despertaba le daba mi pecho, solo el biberón cuando estaba dormida, de noche y cuando salía.
* La leche siempre a temperatura ambiente, nunca calentada. Si era del refri la calentaba a baño Maria.
* Cuando mis pechos se llenaban primero me extraía todo lo que salía de ambos y luego le ofrecía el pecho a mi bebé y sacaba mas leche. La leche no se acaba ni los pechos son reservorios, son simplemente conductos. La producción de la leche es cuando el bebé así lo demanda. No en horarios específicos. Es a demanda. Por tanto tampoco se “acaba” ni se “seca”.
* El extraerse leche es un acto de amor. Pues es como si le dieras de lactar a tu bebé todo el tiempo, por ende necesitas estar mas reforzada en vitaminas, en energía e hidratarte el doble.

Poco a poco todo se regularizó aunque también esta experiencia de lactancia me trajo 3 mastitis …..auch. Ush dejó de lactar al año y medio…. año y 8 meses pues ambas estábamos preparadas para ello, no fue traumante ni para ella ni para mí (quizás un poco doloroso y triste) pero nada mas, lo sé ahora porque ella juega con sus peluches y muñecas a darles de lactar cuando tienen hambre, se levanta su chompita y les da de lactar :3 muero de amor….

La foto es del día que salimos del hospital cuando Ush nació

La historia de Ana y sus gemelas

Yo también me anime a compartir mi experiencia en este fascinante mundo de la lactancia materna…. Bueno pues yo tengo 4 niños.. la mayor de 9, el q sigue de 6 y las gemelas q la semana q viene cumplen su primer añito… con mis dos primeros hijos mantuvimos LME de 1 año y 8 meses con la mayor y de 1 año y medio con mi único varon… y pues después de casi 6 años me entere q estaba embarazada de nuevo… grande fue mi sorpresa cuando en la primera ecografia nos informan q serán 2!!! Estaba llena de preocupaciones…. entre esas decidir la lactancia de mis nuevos bebes… y pues tomada mi decisión …. me informe mucho acerca de lactancia múltiple… y asi conocí varios grupos de familias múltiples… q es como nos denominan… y encontré mamis q incluso lo habían logrado con trillizos…. wow …para mi fue un reto la verdad… aunque para mi sorpresa quienes me apoyaban en la decisión que había tomado era gente extraña… de otros países q jamas iba a conocer… a diferencia de las personas q me rodeaban… q se la pasaban diciéndome… q no iba a poder… q se me iban a enfermar… q no se hartarían con mi leche,etc… aun ahora hay gente que se pone escéptica a mi lactancia jeje…y pues la verdad que me afectaba mucho lo q me decían…. Mis nenas nacieron a las 36.4 sdg… con un peso de 2160 y 2450 gr… tan chiquititas…pero tan luchadoras… ni siquiera necesitaron incubadora… y costo un poquito pero se prendieron de mi y comenzaron con la succión… producía tanto q ni yo me la creía… afortunadamente… nos fuimos a casa de lo mas felices… pero a la semana siguiente… fue grande mi sorpresa al llevarlas a su consulta y enterarme q casi no habían subido nada… me desespere pues la doc me dijo q si la siguiente semana no subían había que internarlas… me puse tan triste… me mando formula… y a penas al día siguiente de usarla… mi producción se fue para abajo… me desespere mas… no sabia que hacer… los días pasaban y parecía q mi lactancia no duraría mas de un mes… se lo comente a mi grupo de múltiples… y me dieron tanto apoyo… q me puse pilas y volví a intentar… libre demanda!!!! Definitivamente es la clave… un tanto esclavizarte… y en mi caso básicamente debía estar con las tetas afuera todo el día… y por supuesto la noche… así fue… desgastante… y sumamente cansador… pero las prendí a cada q me lo pedían… y créanme después de acostumbrarse un poco al cómodo biberón… es un tanto difícil… la verdad creo q en realidad son mis nenas las obstinadas y las q decidieron dejar el biberón … pues lo hicieron a tal punto q hoy no quieren ni verlo… casi terminando el 3er mes de mis nenas… lo logramos… dejaron el biberón y yo lograba producir para ambas… lastimosamente no lo disfrutamos por mucho… al cumplir el 5to mes… me internan por problemas en la vesícula… fueron los 5 peores días de mi vida…. me la pase llorando en el hospital… justo cuando al fin lo habíamos logrado nos viene a pasar eso… fueron días horribles… mi esposo las traía para q les diera de lactar en el hospital….pues una de ellas la mas decidida… no quería para nada la formula… me daba tanta pena mi hijita… a penas me veía y lloraba…buscando desesperadamente su teta… fue algo q no quiero ni recordar…. pero paso… tuve q extraerme leche unas cuantas veces… pero sobrevivimos… desde entonces no me he vuelto a separar de mis nenas… ya vamos por casi un año… y pues definitivamente no quieren otra lechita q no sea la mía… yo … decidí darles hasta q ellas quieran… pues sera la ultima vez que de de lactar… y siendo la experiencia (en mi caso doble)mas hermosa q una madre puede experimentar… quiero que sea plena…
Esta es mi laaarga historia de lactancia con mis gemes…. con altibajos… ojeras…lagrimas…cansancio… pero eso si… llena de amor… Creo q lo mas importante para lograr una lactancia plena es la decisión q una madre tiene para poder darle el mejor regalo a sus hijos…. mucha información… pues hoy en día tenemos de donde sacarla y borrar tantos mitos que perjudican a la LME y sobretodo a la múltiple….
Mi mas grande satisfacción es ver a mis pequeñitas saludables … a Dios gracias… no pasan de un corto resfrío,pero nada mas… todo gracias a la lactancia materna y al cuidado q les doy… pues les dedico toodo mi tiempo… soy mami 24/7…. y disfruto a mis hijos al máximo
Gracias a todas por leerme…. y feliz semana de LME!!!!

Aquí les dejo unas fotitos de mis gorditas

La historia de Patty 

Estando embarazada recuerdo que mi mayor preocupación era estar preparada para el parto, al tema de la lactancia no le tiré mucha bola porque pensaba que no iba a ser tan complicado como el parto. Una vez que nació mi hija por parto natural, a los cinco minutos me la pusieron en el pecho y fue un acto de magia, ella, como se fue inclinando hacia mi pecho y empezó a mamar, los médicos estaban felices, me dijeron que lo había logrado.
Una vez en casa mi hija no paraba de llorar y dormía muy poco, quería estar pegada a la teta y mi pobre teta empezó a agrietarse, no sabía lo que pasaba, dado que no tenía ninguna información sobre el asunto estaba convencida que si estaba todo el día en el pecho estaba tomando bien y bastante y que las grietas eran parte del suplicio de los primeros días.
El control de mi hija fue a los 5 días de nacida, la médica me dijo que había bajado de peso, que era normal, pero cuando le comenté de su llanto y su falta de sueño primero la pesó, luego me pidió que la amamante por pecho 15 minutos y que volviera a entrar a la sala, la volvieron a pesar y no había aumentado nada! Me dijo, el problema es que no está tomando nada de leche, (literalmente, la estaba matando de hambre!!!!), se imaginan ese sentimiento? fue uno de los peores momentos de mi vida, estaba conmigo apenas 5 días y ya lo estaba haciendo muy mal. Fue un shock!
Más bien, no tuve una médica que me dijo inmediatamente le das formula y te olvidas del asunto, me dijo que debía contactar a una consultora en lactancia de una ONG que apoyan la lactancia materna (Washington Breastfeeding Center, yo vivía en Washington), mi problema principal era que mi hija no estaba haciendo el buen enganche, había que enseñarle. Hicimos cita esa misma tarde, la consultora llegó con una maleta a la casa, me asusté, no sabía de qué se trataba, empezamos nuevamente pesando a la nena, ella me explicó lo básico que debía saber sobre el funcionamiento de la teta, sobre alternativas de posiciones, estrategias para producir más, el uso de la extractora (por suerte una prima me prestó el suyo) y finalmente la volvimos a pesar y había aumentado casi 300 mg. o algo así. Fue una clase magistral alucinante que me introducía, hasta entonces, a un mundo completamente nuevo y fascinante. Me recomendó también asistir a las reuniones semanales del grupo de apoyo para mamás lactantes de bebes de 0 a 3 meses (también había el grupo de 3 a 12 meses y otro grupo de 12 a 24 meses).
Entonces así comenzó la aventura, conocí un montón de otras experiencias, aprendí mucho de las mamis y pude resolver problemas que atañen a cada etapa de la lactancia, paso a paso. Una vez tuve una baja de producción de leche, como al cuarto mes, volví a pedir una consulta, revise todas las recomendaciones que recibí anteriormente y pude resolverlo. Me siento muy agradecida de haber contado con todo ese grupo de apoyo que hizo que pueda lograrlo. Ahora trato de compartir con amigas y también con las ñu mamis todo lo que aprendí, porque siento que es importante conocer más sobre la lactancia para así disfrutarla más y beneficiar mejor a tu wawa.


La foto es cuando tenía apenas semanas, me encantaba cómo se aferraba a su tetita

Esperamos que estas historias les ayuden a seguir e insistir con la lactancia pues beneficios tiene miles para los bebes y para las mamás.

Esta semana y todo el año estamos en campaña a favor de la lactancia materna.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

De parto XII, historias de parto y cesárea

¿Qué pasa en nuestro país? cada día más y más historias de violencia obstétrica. Nos tratan mal, nos agreden, ¿la violencia se ha naturalizado? El parto es un proceso de amor, debería serlo.

Muero de enojo al leer estas historias, las madres morimos de amor y a veces olvidamos o naturalizamos la violencia, nunca es tarde para entenderla así y contarla esperando que la experiencia ayude a que no le pase a otra mami. Creo que esa es la idea de todas las que cuentan sus experiencias poco positivas.

Ojalá nuestras historias lleguen a oírse más allá de nuestro círculo.

Bueno paso a contarles mi historia con un toque de violencia obstetricia. Ya me había pasado un semana de la fecha programada…

Entonces decidí ir a mi seguro en el materno infantil, llegué y le explique a una enfermera mal humorada, que ya me había pasado una semana y que venia a internarme, me preguntó tiene contracciones? Respondí que no, y me blanqueó los ojos. Pasaron como 20 min.

Y me hicieron pasar a una cama de las de la sala de emergencia, entro un doctor y trato de meter su puño a mi vagina, y empujaba, me miró y me dijo le internaremos y si mañana no pasa nada, vamos a inducir. Al día siguiente a eso de las 10 am boté un líquido… Y nadie me tiraba bola, yo asustada pensando q había roto fuente le llame a mi mamá y le dije mami creo q rompí fuente y no me hacen caso, se apareció en segundos e hizo venir a un doctor, el doc entró todo el líquido que me había salido y me dijo esto cree q es romper fuente? No es!!! Es el tapón (súper enojado) yo respondí que era mi primer bebé y q no sabía, q su deber era explicarme que era y se fue sin decirme nada!!!!!!

Como a eso de las 4pm ya me vinieron las contracciones, las primeras Reeee suaves, yo decía esto no más es? Luego fue incrementando el dolor y la secuencia de las contracciones… Yo pedía que venga un doctor y sólo venían internos a decirme q trate de caminar…. Caminaba por toda la sala, luego me llevaron a una sala donde habían más mamás en trabajo de parto, yo ya no daba más del dolor, de nuevo pedía que me vea un doctor pero nada….

Los dolores más insoportables vinieron después y los internos lo único que venían a darme era fresco de linaza! Ya eran como las 2 am y nada de doctores… A mi lado había una cholita y su bebé nació en la camilla, al escuchar el llanto del bebé todos corrieron para llevar al quirófano a la mamá, yo asustada al lado rogaba que no me pase lo mismo…

Por fin llegó una doctora como a las 7 am y me dijo tienes q sentarte como cuando haces pis y puja…. Me senté, pujé y puse mi mano en lo vagina y sentí la cabeza!!!! Ohhhh por Dios pensé q iba a pasar lo de la cholita, en todo lo que pujé me hice pipí y popo 😭…. Decidí acostarme por q ya no podía más, de casualidad vino la doctora y me dijo: yaaaaa no puje!!! Y en un abrir y cerrar de ojos me llevaron a quirófano y en lo que me pasaba de la camilla a la cama de parto (no sé como se llama) nacío Renata, prácticamente la dra la agarró en el aire…

Escuche su llanto y de inmediato supe que todo estaba bien la pusieron encima mio, amor a primera vista, lloré. Ya eran las 11am. 19hrs de trabajo de parto terribles. Me llevaron a mi sala, al rato entro una enfermera y me dijo que tal? Nunca más? Yo re cansada le respondí, nunca más! me dijo lo mismo dicen todas pero al año igualito vuelven, claro ese rato rico hacen y luego vienen a gritar aquí, me quedé estúpida con lo que me dijo, otras mamás se reían, para mi no tenía nada de gracioso.

Después llego mi mamá y entro otra enfermera y me dijo tiene leche? Y yo le dije no sé ella mama pero no sé si sale, y me saco la teta y me apretó el pezón casi lloró  un dolor horrible, me retorcí  y le dije que le pasa!!!!! Y me miro enojada y se salió… Mi mamá se quedo con la boca abierta. Al día siguiente me dieron de alta yo estaba reeeeee adolorida por que me desgarre, no me hicieron jamás el Corte, me desgarre!!!!!! cabe recalcar que no me tiraron bola.

Todo valió la pena al ver a mi pequeña sana y salva. Pero ahora pienso que sufrí violencia obstetricia y no hice nada, la atención en el materno infantil es horrible, te tratan mal desde que entras hasta q sales. Bueno creo q es toda mi historia, gracias por leerme.

Mare Agaerac Aerral

Posted in Uncategorized | Leave a comment

De parto XI, historias de parto y cesárea

Algunas complicaciones de nuesras wawas suceden por errores de desconocimiento nuestro. Esta es la historia de la llegada de una wawita que estuvo con una complicación, hiponatrimia ,la cual no es  muy común pero que puede tener serias consecuencias, la historia tiene un final feliz y nos da más información sobre esta complicación.

Mi hijita Charlotte nació el viernes 13 de junio del 2014. Un día de luna llena. Desde que conocí que mi posible fecha de parto era el 9 de junio, supe que ella nacería en luna llena el 13 de junio. Me había fijado el calendario y estaba segura de esa fecha. Tuve un embarazo bastante tranquilo.

Al principio algunos sustos con sangrados y dolores y luego muchas náuseas. Pero en general todo estuvo bien. Disfruté mucho del embarazo y me preparé un montón para tener un parto natural. El 9 de junio llegó y soló tenía 1 cm de dilatación. Como supuestamente mi bebé era pequeña la doctora que me vio decidió que podía esperar hasta el 20 de junio para inducirme si es que no nacía hasta esa fecha. Pero yo estaba tranquila sabiendo que nacería el 13.

De todas maneras esa semana decidí ayudar al proceso, caminando bastante y hasta subí a un oratorio enorme que está en una montaña! Una locutora ahora que lo pienso! Dos días antes de que nazca mi bebé, empezé a sangrar un poco. Me puse feliz porque sabía que era el famoso tapón y que pronto nacería mi wawa! Al día siguiente sentí un poco de cólicos y descansé durante el día y mi esposo se quedó conmigo por si se presentaba el parto.

En la noche salimos al super mercado a comprar piña porque nos dijeron que ayudaba con la dilatación. Caminamos 1 km! Y yo sentía como con un huevo se me salía de las piernas! Volvimos rápido a casa, cené, me di un baño de tina y ya al salir sentí que empezaban las contracciones. Decidimos dormimos y descansar, pero con los nervios y la emoción no pudimos dormir muy bien!

Ya a eso de las 3 am me levanté porque no aguantaba más estar en cama. Me dolía muchísimo la espalda. Mi mamá estaba alojada con nosotros en el sofá cama del living y la despertamos. Intenté caminar un poco, sentarme en la pelota grande de ejercicios y nada. Lo único que me calmaba era estar de 4 patas y que cuando venia una contracción me aprieten la espalda baja.

Mi esposo y mi mamá se turnaron para ponerme compresas calientes y para darme masajes. Así estuvimos hasta las 10 am. Intenté comer un poco, pero vomitaba y me sentía pésimo. Empezé a sangrar y llamamos al hospital. Supuestamente uno tiene que quedarse en su casa hasta tener contracciones de un minuto de duración cada 5 minutos y las mías eran cada 10. Nos dijeron que podíamos esperar un poco más. Pero yo ya no daba y con lo que sangraba decidí ir no más.

Avisamos a nuestra doula para que nos de encuentro ahí y llamamos al taxi que nos llevaría al hospital. El trayecto fue tortuoso! Yo gritaba desesperadamente y el taxista no entendía lo que pasaba! En retrospectiva fue muy chistoso! Una vez llegada al área de partos, gritando como loca me puse de 4 patas en el piso porque no aguantaba estar en la silla de ruedas. Las enfermeras se asustaron y me decían que no puje! Pensaban que iba a dar a luz ahí mismo! Me revisaron y tenía 6 cm de dilatación y mi bolsa se había roto! No sé cuándo porque ni cuenta nos dimos! Estábamos felices porque todo estaba saliendo como queríamos! Nos pusieron a un cuarto, y ahí estuve nuevamente gritando como loca de 4 patas.

El dolor y la presión que sentía en la espalda eran terribles y además me sentía fuera de mí y con un miedo tremendo de que algo malo ocurra y le pasé algo a mi bebé. Mi esposo, mi mamá y la doula estaban ahí conmigo tratando de ayudarme. A todas estas, todo el tiempo moría de sed y tomaba bastante agua, pero no quería comer nada. Tampoco quería escuchar la música que habíamos preparado y no tenía cabeza ni corazón para hacer ninguna respiración ni meditación.

A las pocas horas ya estaba con 9 cm de dilatación pero tarde mucho en llegar a 10. Por alguna razón no dilataba. Se dieron cuenta que era porque mi vejiga estaba llena y no podía hacer pis. Intentamos de varias maneras y nada. Mi esposo y yo nos metimos a la ducha (nos habíamos hecho ilusión con un jacuzzi, pero no nos tocó) y tampoco ayudó. Al final decidieron ponerme una sonda. Fue la única intervención que hicieron. Al poco tiempo estaba ya lista para pujar.

Llegó el obstetra de turno. ( aquí en Canadá te atiende el de turno y no el médico que te hace el seguimiento). Yo lo conocía porque lo había visto en consultorio y me parecía muy antipático y me puse nerviosa, de paso dijo de mi esposo: ” que hace macho man sin polera” ( se le había mojado su polera en la ducha y se había sacado).

Por suerte como todo estaba bien, se fue y dejó que la médica residente, que era un amor, atienda el parto. Ella había dicho que podía pujar en la posición que quisiera. Y estábamos felices por eso. Pero al final para sorpresa de todos me di la vuelta y decidí pujar de espaldas! Hasta ahora no sé porque! Me dieron una toalla para que jale y haga fuerzas y a todas estas, seguía gritando como loca y totalmente desnuda, toda una escena! Puje como una hora y media después de mucho esfuerzo y de sentir el famoso anillo de fuego, mi Charlotte nació a las 5:20 pm. Sentí un alivio inmenso! Me la pusieron sobre el vientre y ni cuenta me di que no lloraba.

La sacaron rápidamente, y le cortaron el cordón umbilical. Mi esposo protestó porque queríamos esperar por lo menos 5 min. Pero le dijeron que la bebé estaba con problemas. La pusieron en la cuna de revisión y le limpiaron los líquidos. Parecía que había tragado líquido amniótico y meconio. Yo la veía desde la cama, apenas si podía ver sus piececitos. Entraron más médicos y se la llevaron y mi esposo se fue con ellos. Yo expulsé la placenta y me cocieron un poco porque me había rasgado un poquito.

Pasaron los minutos y nada de mi wawa. Nadie me decía que estaba pasando. Solo que se la habían llevado a terapia intensiva de neonatos. Yo estaba extenuada y preguntaba y preguntaba. Hasta que después de unas 2 horas entraron varios médicos y mi esposo, sin mi bebé. Y una médica que tenía una cara de desolación terrible me dice “tu esposo te hablara de tu bebe” y yo me derrumbé. Pensé que me dirían que había muerto! Fue el peor momento de mi vida! Mi esposo se acerca y me dice que mi hijita está bien pero que tuvo convulsiones y le hicieron muchos exámenes y no saben que tiene. Yo le dije que era mi culpa! Que yo quise parto natural y por eso ella estaba así.

La médica me dice, creemos que tiene daño cerebral y ya no podemos ayudarla aquí y la estamos transfiriendo al hospital de niños. Ese rato ya entré en shock y no me acuerdo más. Aparecí en mi cuarto y me la trajeron a mi bebé para que la vea y me despida, pero no me acuerdo bien. Solo tengo recuerdos borrosos. Luego me cambiaron de cuarto y ya pude recuperar algo más de consciencia. En el hospital de niños, se dieron cuenta rápidamente que lo que tenía mi hijita era hiponatrimia (bajo sodio), una condición que si no se trata rápidamente es fatal.

Fue esto lo que ocasionó las convulsiones. Empezó su tratamiento inmediatamente y mi esposo me llamó para avisarme y yo cobré vida nuevamente! Mi Charlottecita estuvo 5 días en terapia intensiva. Los primeros 3 días sin poder alzarla, 2 días sin comer y solo suero. Fue increíblemente difícil y doloroso.

Nosotros habíamos soñado con un parto natural precisamente porque queríamos que yo la tenga inmediatamente conmigo haciendo piel con piel, empezando la lactancia y dándole mucho amor. Pero al mismo tiempo nos sentimos afortunados porque ella salió adelante rápido y porque en terapia intensiva conocimos a muchos bebés menos afortunados.

Mi hijita tuvo varios exámenes neurólogos y escáner cerebral, y hasta el día de hoy le hacen controles y gracias a Dios no ha tenido ninguna secuela. Y tuvimos mil problemas con la lactancia materna, pero también gracias a Dios los superamos y le sigo dando pecho.

La hiponatrimia fue causada porque yo tome mucha agua durante el parto (alrededor de 5 litros). Esa agua pasó por mi placenta e hizo que el sodio se disolviera en su sangre. Esto nos los dijeron los médicos neonatologos en el hospital de niños. Es una condición poco probable pero sucede sobre todo cuando las mujeres reciben mucho suero. Yo también he investigado mucho al respecto y hay varios estudios sobre esto aunque hay muchos médicos obstetras que no conocen de este riesgo.

Mi hijita ya tiene 2 años y es la luz de nuestras vidas, pero todavía a nosotros nos cuesta superar el gran dolor que pasamos el día de su nacimiento.

Gracias mamis por leerme!

Ximena

Posted in Uncategorized | Leave a comment

De Parto X Historias de parto y cesárea

Cuantas veces los planes cambian radicalmente con la llegada de un bebé, nos abren los ojos, cambian nuestra forma de mirar algunas cosas. Creo que nadie nunca imaginó lo que pasaría con esos nuevos piecitos que van caminando a nuestro lado.

Esta historia cortita nos muestra ese cambio de visión que da la maternidad.

Nunca quise ser mamá. Incluso siendo niña, no era ni un juego ni una visión mía el tener hijos o un esposo ni siquiera. No soy fanática de los niños en general, siempre huí de sus llantos y gritos … La vida da muchas vueltas pero, eventualmente pone a cada uno en el lugar en que debe estar.

Me casé en mayo del 2015 y me embaracé en junio. Fue una sorpresa y estuve como zombie por toda una semana… quería más tiempo para disfrutar de mi vida de casada, viajar, trabajar y qué sé yo. No era la persona más responsable conmigo misma, especialmente en cuanto a alimentación se trataba.

Con el embarazo tuve que aprender a comer mejor, obviamente con antojos incluidos. Comí carne nuevamente (era vegetariana), tomaba mis vitaminas, me hacía los controles médicos pero aún no sentía una conexión con el bebé que tenía el tamaño de un poroto en mi panza. Me sentía extraña, fuera de mí, como si fuera otra persona. Encima que fui estereotipo de síntomas de embarazo: náuseas, antojos, cansancio, dolores, arranques dr hipersensibilidad, etc.

Veía que mi vida ya no sería la misma y no paraba de preocuparme. Desde el comienzo quise que mi bebé nazca por cesárea pero mi doctor me decía que la primera opción era el parto natural… yo temblaba… Por suerte me explicó que existía el parto sin dolor, una opción ideal para mí que finalmente acepté.

El desarrollo de mi bebé fue totalmente normal hasta que en el séptimo mes vimos que tenía dos vueltas del cordón umbilical sobre su cuellito. No era una situación grave pero para mí era de lo peor… Por la falta de oxigenación y porque no dejaba que la bebé baje tuvimos que poner fecha para cesárea. Sería el lunes 22 de febrero. El domingo 21 era día de referendo y por mi embarazo sacamos permiso de circulación en auto y mi esposo y yo nos fuimos a pasear por toda la ciudad. La Paz y El Alto. Fue hermoso tener las calles para nosotros…

El día siguiente, a las 14:00, dejé de ser quien era. Al nacer mi bebé fue como que hubiera nacido yo nuevamente, con mis sueños de vida frescos, esos que una pospone cuando se ve atrapada en la rutina. Por mi bebé volví a humanizarme y a asombrarme del mundo. También a aterrarme del mundo porque, a la vez, cada noticia dolía más, cada escena en la calle me impactaba más.

Mi pequeña Rafaela, ahora ya de 5 meses, me devolvió vida y ganas de seguir realizándome como persona mientras me descubro como mamá. Sí, sigo reacia a los niños en general, pero más comprensiva. Veo a un niño gritando y empatizo con sus padres… Ser mamá me renovó el espíritu para ser una mejor persona y dejarle ese ejemplo a mi hija.

Sofía Rodríguez

Posted in Uncategorized | Leave a comment

De Parto IX. Historias de parto y cesárea

Esta historia me conmovió y me enojó, terminé llorando lágrimas de rabia y dolor. Y es que hemos leído historias de violencia obstétrica que enojan pero cuando te dicen que llevarán tu parto de una forma y hacen todo lo contrario da mucha más que rabia.

Les dejo la historia de Katherine esperando que no le pase a nadie y esperando que se encuentre la forma de denunciar estos casos.

Años me dediqué a apoyar a mamás con sus lactancias y a participar de talleres en contra de la violencia obstétrica. Cuando me enteré que estaba embarazada sabía que debía luchar por un parto natural. Estuve en contacto con parteras y doulas en el exterior, ya tenía todo planificado y estaba decidida a que viviría la experiencia de tener un parto humanizado y con el acompañamiento adecuado.

Todo cambio cuando acompañe a mi amiga a su visita dónde su ginecólogo (él tiene mucha fama y  yo tenia también muy buenas referencias por muchas mamás a las que atendió) aproveche de contarle mis planes y el en ese momento  él me ofreció trabajar como partera, nos quedamos conversando sobre mi mis planes y salí feliz de haber podido encontrar un profesional que pueda permitirme vivir esa experiencia.
Pasó el tiempo y llegó el momento tan esperado! comencé el trabajo de parto un jueves a las 8 am.
Tuve la gran equivocación de aceptar ir a la clínica con 3 de dilatación (el doctor me pidió ir y mi esposo igual) comenzó el martirio de los tactos, empezó con el doctor de turno y luego con mi ginecólogo que comenzó a hacérmelos a cada rato. Decidi llamar a mi pediatra y mi ginecólogo se negó, me dijo que prefiria no trabajar con él por problemas personales y me impuso un pediatra que no conocia…renegue mucho con esa actitud(a pesar de que días antes acepto que el asistiera a mi bebé) luego de eso senti que me estanque…mi parto no avanzaba! pero seguían los dichosos tactos fueron 8 en total.  Mi bebé no decendia y el doctor quería tocar en cada tacto su cabeza, yo sangraba y me tenían que cambiar las sábanas, incluso me hizo desprendimiento de membranas con sus dedos, fue una tortura, hasta las enfermeras hacían gestos de dolor cuando lo asistían al doctor cuando me revisaba.
Tuve la mala suerte de entrar en trabajo de parto el día que el doctor tenia desigado sus cirugias y el estaba ocupado sin paciencia, encima yo no progresaba como el esperaba.
Luego de 9 horas y yo ya convencida de que fue un error ir a la clínica, pedí que me dieran de alta pero el doctor se negó. Llegó la noche y se me pasaron las contracciones y el doctor continuaba haciéndome tactos dolorosos, luego se puso impaciente y comenzó a hablarme de cesárea, yo solo me quería ir y ahí fue donde me propuso reventarme la bolsa, en ese momento entre en pánico,  no entendía porque me quería hacer eso! Tenía 3 de dilatación y ni siquiera contracciones, yo sabía que si me hacían eso mi bebé en horas se quedaría sin líquido y terminaría en cesárea, además ya no quería que me toquen más estaba muy adolorida.
Pasaron las horas y al final el doctor a las 2:30 am luego de tener 7 cirugías muy molesto me dijo que me iba a dar de alta, estaba enojado porque no quise que me reventara la bolsa y se fue a su casa.
En eso momento me sentia tan mal, me puse a llorar, intente dormir y me puse a pedirle a Dios ayuda, sentía que era yo contra un sistema, con mis ideas de de un parto bello que se iban volviendo una pesadilla.
Paso una hora y a las 3:30 am se me rompió la bolsa! Estaba tan feliz de que haya sido un proceso natural, eso era lo que quería,  no importaba si luego terminará en cesárea en el peor de los casos, sabía que seguí un proceso natural y que hice todo a mi alcance.
Desde ese momento comenzó el trabajo duro de parto, volvimos a llamar al ginecólogo pero el ya no quería volver, otra vez me hicieron tacto con el doctor de turno, el dejo dicho que cuando tenga contracciones cada 5 minutos el iba a la clínica y así fue….vino me toco y me dijo que faltaba mucho, se sentó en un sillón y me quede sola con mi esposo hasta quedar en 10 de dilatación. El me dijo que llamaría a su equipo y me dejo así por hora y media. Entre a quirofano y decidieron intentar un parto natural, me pusieron epidural para que deje de tener dolor porque querian hacer unas maniobras para que el bebe decienda, pedí que suban la camilla para no pujar acostada, la elevaron un poco, amarraron mis piernas y me pidieron que puje….no pasaba nada, me dijo: si en 15 minutos no nace te hacemos cesárea!  Me dejaron sola, amarrada y con las piernas abiertas!! Un horror ahora al recordarlo….volvieron y ya dejaron que mi esposo entre, me dijeron puja puja….y nada. Me dijo si en 10 en minutos no nace te hacemos cesárea y se fueron. Pregunte si es que el pediatra estaba, y pedí hablar con el, le di instrucciones como quería que atienda a mi bebé osea que me lo ponga al pecho, nada de fórmula,  corte tardío del cordón,  etcétera. Volvió el equipo y se puso a discutir si me colocaban oxitocina, decían que era peligroso porque la vieja cicatriz de hace 10 años de una cesárea se podía abrir y podría tener hemorragia, luego decidieron correr el riesgo con poca cantidad, hizo una episiotomia enorme antes de que salga (la cual tuve que acudir días después a que me rehaga otro doctor)se subió un doctor encima mio y con varias maniobras nació mi pequeña!
Ese momento todo lo malo se me borro! Estaba ahí la bebé por la que esperé tanto tiempo, la bese, la abrace y la tuve encima mio hasta que se la llevaron.
Mientras el doctor me cosía me preguntaba si yo estaba feliz, que ningún doctor iba a hacer lo que el hizo por mi.
Al día siguiente me dieron de alta con un tono sarcástico porque fui una tonta y que si hubiera aceptado que me rompieran la bolsa cuando el me dijo, la cuenta iba a ser mas barata ya que todo su equipo tuvo que volver.
Estaba triste por mi horrible experiencia pero feliz de volver a casa.
Para hacer corta la historia el pediatra no controlo a mi bebé según los protocolos y la dio de alta (días después me di cuenta) a los 5 días se puso mal, textual se estaba muriendo su saturacion estaba en 57% y su vida se iba apagando. Ella entró a terapia intensiva, la torturaron haciendole monton de examenes y la alejaron de mi. Su pediatra a ese que no le dejaron entrar en mi parto le salvó la vida!
 Salí con mi bebé días después con oxígeno y con un diagnóstico de mala adaptación a la altura y que se hubiera solucionado si le median la saturación en la clínica, estuvo 33 días con oxígeno en casa. Actualmente estamos con fisioterapia 3 veces por semana, con visitas y exámenes al neurólogo para descartar daños por la falta de oxígeno de esos días. Tengo fe que ella estará bien pero veo que es muy importante no callar ante estar circunstancias, porque hay profesionales que te ofrecen el cielo y las estrellas, deciden sobre la vida de ti y tu bebé y no se dan cuenta de las consecuencias de sus decisiones.
Ktherine Asc R

Que estas historias nos ayuden a promover partos humanizados, a luchar por tenerlos y por que los tengan otras mujeres, a que las parejas también se unan a la lucha. No permitamos que los profesionales en salud nos engañen prometiéndonos alguna cosa pero sin compromiso real.

Hagamos planes de parto y presionemos a los profesionales en salud para que se cumplan. Ojalá comencemos a contar historias de partos humanizados y hermosos.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

De parto VIII. Historias de parto y cesárea.

Se me olvidó! lo siento! esta semana y la anterior he estado como loca y me olvidé subir la historia del lunes! me acordé al mismo tiempo que nuestra valiente mami me escribía preguntando cuando salía.

Aquí la tienen una historia de cesárea, de emergencia, de dolor viéndolos en la sala de la unidad de terapia intensiva neonatal pero con final hermoso. Una historia de amor desde el principio y que ahora se sigue contando.

Me gustaría contarles mi historia de amor embarazo y parto.

Mi esposo y yo nos conocimos por Facebook, yo estaba superando un mal momento amorosos (el famoso 1er mal amor) y el empezó a hablarme por chat…todo tierno, amoroso jajaja a mi hasta miedo me daba… estuvimos hablando así aproximadamente 1 mes… Hasta q por fin decidimos conocernos en persona… Resulta q no habíamos sido tan desconocidos como pensábamos, resulta q estábamos en el mismo colegio (o sea el salió un año antes de que yo entrará a ese colegio) pero yo conocía a su hermano y bueno teníamos unos cuantos amigos en común… Fue como llaman amor a primera vista, salimos 3 días y resultó q nos llevamos muy bien, éramos el uno para el otro… Enamoramos 3 meses (en los cuales ya íbamos planeando un bebé)  si así de rápido… Yo tenía 21 años y el 23…(todos dicen que muy joven para planear algo, pero yo sabía lo que quería) al final de nuestro tercer mes de novios, me hice una prueba de embarazo  y salió positiva, mi pedacito de cielo ya estaba en mi pancita.. Los dos estábamos muy felices, pero el problema era decirles a nuestros papás  q no lo tomaron nada bien… Mi mamá y mi padrastro estaban enojados conmigo, mi papá me dijo q aborte… La mamá de mi ahora esposo era un mar de lágrimas, decía (en sus palabras) q le había arruinado la vida a su hijo… Bueno un día nos reunimos todos en mi casa para ver q íbamos a hacer… Mi esposo y yo ya teníamos claras las cosas sabíamos lo que queríamos y lo que íbamos a hacer (nuestro plan desde el principio fue vivir juntos, trabajar y ahorrar… Estar juntos con nuestro bebé en las buenas y en las malas) La mamá de mi esposo no estaba de acuerdo, ella quería q yo me quede en mi casa y el en la suya…pero bueno nos pusimos fuerte y aceptaron… A regañadientes pero aceptaron…

Buscamos un cuartito en alquiler y vivimos ahí por 2 años… Mi embarazo iba bien eso es lo que los médicos me dijeron, mi bebé iba a nacer más o menos por el 17 de octubre… Pero el 14 de septiembre, me sentía mal… Y estaba manchando mi ropa interior con un líquido café… Nos fuimos de emergencia a mi seguro, y me dicen que tenía que quedarme internada… Bueno me internaron, me revisaron y monitoreaban al bebé a cada rato.. Me dijeron q no podía caminar para nada (ni para ir al baño). Al día siguiente (lunes) vienen los doctores TODOS ME REVISAN y me dicen q estoy bien q puedo caminar pero no mucho… Yo tenía un dolor de cabeza horrible… Quería sacarme la cabeza, mi presión, mi temperatura, todo estaba normal… Y no se me pasaba con nada… Me pusieron suero…

El martes en la mañana me hicieron ecografía, mi bebé “estaba bien” solo me preguntaron si había perdido líquido… Y yo les decía que no, que solo manchaba marrón… Y nada nunca me decían nada más y yo seguía con mi dolor de cabeza insoportable. El miércoles por la tarde otra vez me sacaron ecografía y me dijeron q no estaba produciendo líquido amniótico y que tenían que hacerme una cesárea de emergencia (desde el principio de mi embarazo yo quería tener un parto natural) lloraba inconsolable de miedo, porque la ginecóloga me dijo q mi bebé podía morir… Ese rato alistaron todo y me metieron a quirófano… Estaba aterrada, me pusieron la inyección en la columna y ni me dolió lo único q sentí fue una presión enorme en mis costillas cuando lo sacaron a mi hijito, a pesar de que era pequeño (1 820 kg 42cm) lloro… Lo vi, le di un besito y se lo llevaron…

La sala de recuperación fue lo más largo de la vida las horas no pasaban, y me desesperaba no sentir las piernas… Quería que me den información sobre mi bebé y nadie me decía nada… Me llevaron a mi cuarto y nadie sabía nada de mi bebé. Al día siguiente pensé q me iban a traer, o por lo menos decirme donde esta o como lo puedo ver, pero nada, yo preguntaba y nadie sabía nada, ni las enfermeras ni ningún doctor… Con todo el dolor de mi alma, me pare y salí del cuarto a buscar a la ginecóloga, y me dijo q mi bebé estaba en terapia intensiva (UTIN) y que no lo podía ver por qué esa sala tenia horarios… Hice tremendo escándalo y me dieron PERMISO de verlo 5 minutos.. Yo estaba con suero recién operada y tenía q cambiarme para entrar, o sea ponerme una bata, gorro y unas zapatos yo sola (no podía no agacharme para ponerme los zapatos) y la torpe enfermera q me riñe y me dice q solo me quedan 3 minutos q debo apurarme… Estaba emputadisima… Me lave las manos y fui a verlo a la incubadora 3 (jamás lo olvidaré).

Era tan pequeñito, su pañal le bailaba, estaba con oxígeno… Me dio tanta pena verlo así… Bueno los 3 minutos pasaron volando y me sacaron… Me dijeron q solo podía entrar a verlo a las 11 y a las 5 y solo 10 minutos… Al día siguiente me dieron de alta… A las 5 entre a verlo un ratito..Y el sábado me levante temprano (adolorida aun) fuimos al hospital

Llegamos 10.45 y me dicen q no hay vistas en la mañana por que limpian… Yo moría por ver a mi bebé, me dio tanta rabia no poder verlo… Que me puse mal… Me empezó a doler de nuevo la cabeza y me internaron de nuevo todo el día con suero…pensaron q era por la epidural… Pero no era depresión

Paso todo eso y mi bebé estaba mejor… Lo pasaron a terapia intermedia, y se quedó 20 días.. Yo los 20 días estaba a las 8 de la mañana en el hospital y me iba a las 6 de la tarde… Tenía que ver a mi bebé, darle pecho… Por lo menos 20 minutos…y fue así q se recuperó y lo dieron de alta con 2.500kg

Después de un tiempo mi esposo me contó que los doctores pensaron q uno de los dos iba a morir (mi bebé o yo) así que les hicieron firmar a cuál de los dos querían q salven… Bueno, gracias a Dios no pasó nada mi bebé está bien, grande, travieso… Es el motor de mi vida

Terminando la historia,  cuando mi bebé cumplió un año, nos casamos y compramos nuestro departamento, ahora mi suegra, me ama, y yo la quiero mucho, mi mamá chocha con su nieto mi padrastro igual.. Mi papá también lo quiere, aun que no lo demuestra mucho (es que el tiene un hijo de casi 4 años) y no le agrada la idea de ser abuelo jajaja y bueno ahora todos felices

Jessica De La Fuente de Zambrana

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Entrevista a 5 mujeres que se hicieron madres pasados los treinta

Comenzamos la anterior semana con una distinta modalidad de entrevista. Hoy la continuamos y a pedido de algunas mamis, hablamos con las mamis “grandes”. Mamis que han entrado a la maternidad pasados los treinta y… (es difícil señalar una edad por eso lo dejamos así)

Esta vez  nos han respondido 4 mamás y otras más han hablado del tema en el grupo, han abierto su corazón y nos han respondido tres preguntas. al igual que en el post de las mamis jóvenes, a nuestras 4 mamis, las señalaremos como A, E, I, O para respetar su privacidad y al final de la entrevista copiaremos los comentarios que se hicieron en el grupo como comentarios anónimos.

Les dejo la entrevista y les deseo un hermoso fin de semana

  • ¿Díganme qué es lo mejor y lo peor de ser madre a esa edad?

A: Lo mejor es una realización como mujer ya tienes por quien luchar. Y lo peor es que ya no puedes desarrollarte profesionalmente pierdes contactos .

E: 36 años, no es la mejor edad para tener un hij@, solo que si te animas tarde no hay vuelta atrás. Lo mejor de esto fue el tiempo que tuve para mi, para comenzar, no quería tener hij@s y decidí una vida de trabajo, viajes, fiesta y libertad. Estudié, hice mi maestría con pachangas de por medio, hice diplomados y conocí toda Bolivia y el otro lado del mundo sin ninguna preocupación de por medio, salvo mi madre y mi padre que siempre me impulsaron a vivir una vida de libertad aunque en algún momento me dijeron “ok… si no quieres casarte no hay lío, pero por lo menos danos un (a) niet@, prometemos no preguntar por el padre” jajajja, dije que no estaba en mis planes de vida y así fue. Disfruté mucho, hice lo que quise, salí, comí, viajé, fumé, tomé, y bueno…. Hasta que lo conocí. (vi la vida con dolor.. no es cierto). Miguel es menor por 5 años, lo conocí cuando tenía 29 y yo 34, comenzó nuestra relación el 1 de enero, el 20 de junio decidimos vivir juntos, el 24 se juntaron nuestra familiar para charlar un poco y el 29 ya estábamos viviendo la vida loca. (no nos casamos ni pensamos hacerlo) Nuestra relación es muy estable y tranquila. Ambos tenemos nuestros espacios, el con sus amigos y yo con los míos. No estamos libres de peleas, como todas las parejas, yo amo el orden y el me desordena lo que amo. Lo malo de tener un hijo a esta edad es que después de vivir tantos años sola y sin tiempos pasas a ser “prisionera” de una vida que no estaba en tu mente. No puedes salir a ningún lado, tienes responsabilidades que antes no tenías, miras el reloj del celular (nunca usé reloj de muñeca) a cada rato, piensas que es fácil pero cuesta mucho. Lloré, me lamenté, renegué pero más bien pasó y ahora disfruto mucho de mi hijo. No extraño las salidas de pachanga, no extraño ir a tomar un trago o irme de viaje; claro, ahora ya podemos darnos el gusto de ir a comer algo en la noche o tomar un traguito, pero a veces quisiera, solo, entrar al baño sin que nadie me diga nada y sin mirar la hora… jajaja

I:  Lo mejor es que tienes madurez, solvencia económica y en mi caso experiencia adquirida por muchos sobrinos, lo malo fue desde mi primera consulta médica el de me dijo que por mi edad era posible una pérdida hasta la semana 16 estuve se angustiada, otro problema fue que mi cuerpo estaba cansado, al 7mo mes ya me dolía la espalda el 9no. Quería morir jaja ya no aguantaba la panza, creo que es lo único malo.

O:  Lo mejor creo que fue haber tenido tiempo de estudiar y desarrollarme profesionalmente antes de ser mamá, eso me permitió que ahora no tenga esa ansiedad de “volver a mi carrera profesional” pronto, sino darme un tiempo de disfrutar de ser mama. Otras mujeres lo ven de otra manera, tienen miedo de perder “su vida profesional, construida con tanto sacrificio” pero yo mas bien me he replegado a la vida mas de mama, que creo q no lo hubiera hecho si fuera mas joven.

Lo peor ha sido vivir emociones muy fuertes por primera vez. A mi edad no pensé que mi idea del mundo iba a cambiar tanto. Teniendo hijos algunas cosas te afectan mas que antes, sentir miedo, sentirse vulnerable a esta edad, pienso que si hubiera experimentado todo esto antes lo hubiera vivido mas llevadero posiblemente.

  • ¿Tuviste que luchar contra los estigmas de no tener hijos, primero, y luego de la edad? o ves que este tema ya se ha superado?

A: no hubo lucha alguna todo estaba fríamente calculado trabaje desde mis quince años estudie disfrute todo porque sabia que un día tendría a un bebe pero no lo bien. Tendría un hogar estable en todo sentido si o si me haría cargo del cuidado del bebe personalmente nada de trabajar ya que no soy de hacer las cosas a medias la edad 31 años es perfecta no hay riesgo de nada. Y solo quise y quiero tener un solo hijo asi que esta perfecto ademas mas madura mas sabia mas responsable

E: Se te va el tren…¡ pues que se vaya si está apurado! casi siempre era mi respuesta y mi familia sabía que mi prioridad era estudiar, trabajar y viajar. Lo respetaron, solo que llega un momento en que te encuentras con tus amigas y de lo único que hablan es de sus hij@s y te sientes fuera de contexto… bien che, linda la fiesta de reecuentro. No es un tema superado porque considero que nuestra sociedad es super machista, por lo tanto, las mujeres están hechas para procrear y si no lo haces la sociedad te señala… ya se te fue el tren?

I:  Ninguno, al contrario todo fue alegría.

O:  En mi entorno familiar las mujeres han sido mamás medio tarde por lo que pienso que no estaba muy fuerte esa presión. Creo que no me ha dado tiempo de cuestionarme mucho, he vivido lo que se me ha presentado en ese momento intensamente, cuando paré fue cuando me casé, me mudé al exterior, ahí ya empecé a antojarme de las wawas, jajaja.

Quizas el único estigma que sufrí era el da salud, siempre he tenido muchas problemas ginecológicos, toda la vida con quistes, con dolores intensos en el periodo, doctores que decían que no me iba a embarazar (es un tipo de violencia ginecológica que muchas tenemos que soportar y no las creemos), la presión era que mientras mas avanzaba la edad estos problemas se agravaban.

  • Puede que esta pregunta parezca extraña, ¿qué tan planeado fue tu embarazo? (los embarazos “sorpresa”, jejeje, nos suceden a toda edad)

A: Definitivamente fue planeado me case el 2011 y me embrace el 2013 la primera fallo quería que sea capricornio luego quise que fuera tauro y resulto

E: Totalmente planificado con ginecólogo meses antes. Mi hijo fue esperado, no solo por mi compañero de vida y yo, sino por mi familia y la suya que murieron de felicidad con la noticia. Aaron llegó a este mundo para cambiar mi vida, mis sentimientos, mi forma de pensar, mi amor, mi razonamiento. Él es mi generador de vida… aunque no dejo algunas cosas como el ser feminista, activista e ir a las marchas del orgullo gay con wawa cargada y compañero de vida al lado, trabajar y hacer algunos cursillos por ahí … ahora ya nos dio ganas de hacer otrito, ojalá la pareja después de hacerme sacar la T, que por cierto, cuando mi ginecólogo me dijo que debería cuidarme un tiempo para no embarazarme muy seguido, le pedí que me ponga todo el abecedario para no tener sorpresas.

I: Fue planeado y muy deseado

O: Respecto a mis antecedentes de salud, yo estaba convencida que para embarazarme si o si necesitaba tratamiento, que podía durar una eternidad, eso me asustaba un poco, pero al mes de mudarme ya estaba embarazada, me costó creerlo, me hice 3 pruebas de orina, una de sangre y recién me la creí cuando fuimos al medico y me hicieron una ecografía, le tuve que preguntar al medico como tres veces, ¿en serio?

Les dije que tendríamos unos comentarios más, aquí se los dejo. Este fue uno de los primeros comentarios que recibimos en este tema.

Bueno depende también a qué edad te cases y cuando terminas los estudios de licenciatura, en mi caso yo me casé a mis 27 ya trabajaba y pensaba hacer una especialidad pues soy Odontologa y recuerdo que cuando visite a mi ginecólogo él me dijo que la mejor edad era entre los 30 y 35, disfrutamos como pareja 3 años los mismos que hice mi maestría en Ortodoncia y ya al terminar si me embaracé de mi niña que ya va cumplir 4 años y estoy ahora esperando mi segundo bebé que nace en Septiembre y pues creo en mi experiencia que fue bueno luego de los 30 porque a nivel profesional ya realice lo que había planeado y también económicamente tanto mi esposo como yo podiamos solventar nuestro hogar y hoy en día tenemos un matrimonio muy sólido y estamos felices con la nueva dulce espera
PD en Mayo cumplí 35 y estoy en lo mejor de mi vida o al menos así me siento

Otra mami de forma privada nos ha escrito.

Yo tuve mi primera y única hija a los 32 y te diré que no fue nada planeada…. Es más y aunque no lo creas ni su padre hasta el día de hoy sabe de su existencia xq apesar de que enamore con el casi 3 años cuando me entere que estaba embarazada el capricho que tenía hacia el se me paso jejeje (digo capricho xq después de darme cuenta que estaba embarazada no quise saber más de el al extremo que te repito el no sabe de la existencia de mi hija) corte todo contacto con el y yo soy ahora la que se hace cargo de mi hermosa sola…. obvio mi familia esta siempre presente y tengo la mejor madre del mundo xq es ella la que me ayuda con cuidarla mientras yo trabajo. Con respecto al embarazo fue super normal creo, no recuerdo haber sentido esos malestares de los que muchas se quejan, lo único que me mataba era la acidez vivía con ácida jajaja , y también te dire que dolores horribles el momento del parto no tuve, compararla quizas mis dolores con un cólico de esos tremendo y punto así que mal mal no la pase la bebe nació con un peso y talla normal fue un parto natural sin anestesia ni nada y ahora es una terrible y tremenda traviesa de casi 3 años super sana gracias a Dios, puedo decir que jamás me desvele xq haya estado enfermita realmente mi gordita fue es y siempre será una bendición, no sólo para mi si no tmb para mis papás y sobretodo para mi hermano mayor que es mejor que un padre para mi hija la ama y se desvive por ella…. Si a mi me pedirían el consejo de a que edad es tener el primer bebe sin dudarlo diría después de los 30, xq ya eres una mujer relativamente estable económicamente que ya vivió ya se divirtió ya bailó y etc etc jajaja

Una de nuestras mamis nos dice

34 años, una total sorpresa, cero planificado. Pensaba no tener ningún hijo. Todos nos preguntaban qué para cuándo íbamos encargar, era como que: había que encargar. Pero a pesar de que yo no planeaba tener hijos, no me sentía incómoda con la presión.Era mi vida y no tenía porqué responder a la presión social. Mi forma de sentirme libre era: no estar obligada a responder, no enojarme, no tener porqué elaborar una respuesta. Fue una hermosa etapa.

Otra mami cuenta

Llegó la razón de mi vivir a los 35 años, cuando ya la maternidad estaba descartada para mi por problemas de salud que se complicaron al máximo, es cierto que escuche que un primer bb a está edad es difícil, ya no tienes la misma fuerza que con 23, 28 años x decir, pero sacas valor de donde sea para seguir y aprender cómo lo hago yo, a veces lloró xq no se que le pasa ! Y verla despertar a mi lado todos los días desde que nació es mi fuerza, mi luz y mi alegría y no me cambió x nadie en el mundo mundial..

Y finalmente una mami nos cuenta

Pues yo entro en ambas categorías, cumplí 35 en abril y tengo una hija de 16 años y otra de 2, ambos embarazos muy distintos, en la adolescencia no sentí náuseas excepto tres veces durante todo el embarazo y en mi adultez tuve muchísimos malestares además que mi embarazo era de alto riesgo por lo que tuve que dejar de trabajar; la paciencia creo que me falta en ambos casos y sí con mi segunda wawa tuve mucha presión social pero yo también ansiaba tenerla y buscaba embazarme, cuando al fin supe que ya estaba dentro de mi sentí una inmensa alegría y empecé a cuidarme como un huevo
Ambas son y serán siempre mis amadas, mi razón de vivir, lo más bello para mí

Muchísimas gracias a todas las mamis que nos han escrito y que han compartido su experiencia. El blog existe gracias a la participación de todas las Ñü Mamis, pasen un lindo sábado.

Posted in entrevista | 1 Comment